Discurso Alfredo del Mazo Maza, (Aniversario AMV)

MENSAJE DEL LIC. ALFREDO DEL MAZO MAZA, SECRETARIO DE TURISMO EN LA CEREMONIA DEL XXXIII ANIVERSARIO LUCTUOSO DE DON ALFREDO DEL MAZO VÉLEZ, EL 19 DE DICIEMBRE DE 2008, ANTE EL MONUMENTO EN SU MEMORIA. 

19/12/2008, TOLUCA 


Toluca, Estado de México, 19 de diciembre de 2008. 
“LA GRANDEZA DE MÉXICO LA LOGRAREMOS EL DÍA QUE TODOS LOS CIUDADANOS, SIN EXCEPCIÓN DE CLASES NI DE CREDOS, NOS PREOCUPEMOS POR TODO LO QUE SIGNIFICA SERVIR AL PUEBLO.”ALFREDO DEL MAZO VELEZ. 

Licemciado Enrique Peña Nieto, gobernador constitucional del Estado de México; diputada Martha Angélica Bernardino Rojas, presidenta de la Diputación Permanente de la Quincuagésima Sexta Legislatura del Estado de México; magistrado lic. José Castillo Ambríz, presidente del honorable Tribunal Superior de Justicia del Estado de México; diputado ingeniero. Juan Carlos Núñez Armas, presidente de la Junta de Coordinación Política de la honorable Quincuagésima Sexta Legislatura del Estado de México; licenciado. Juan Rodolfo Sánchez Gómez, presidente municipal constitucional de Toluca; general de brigada diplomado de Estado Mayor, Lucino Carlos Piedra Lezama, comandante de la Vigésima Segunda Zona Militar; doctor Víctor Humberto Benítez Treviño, secretario General de Gobierno; distinguidos integrantes del presidium; señoras y señores 
Diversas son las razones que han hecho del Estado de México una entidad de vanguardia, que contribuye destacadamente al progreso nacional; pero ciertamente, la principal es la calidad de sus hombres y mujeres, y en ello, el ánimo de recordar con admiración y afecto a quienes han contribuido, con su voluntad de trabajo y ejemplo, a conformar su perfil y su fuerza. 
Es motivo de orgullo y satisfacción personal y profesional, el que se me haya conferido la oportunidad de dirigirme ante ustedes en el trigésimo tercer aniversario luctuoso de don Alfredo del Mazo Vélez. Con humildad y a nombre de mi familia, agradezco la distinción que se le concede a mi abuelo con esta ceremonia. 
Recordamos al hombre que tenía en gran estima el valor familiar y una auténtica preocupación por los suyos. que hablaba siempre de que en la vida es indispensable la lealtad, la generosidad y la sinceridad para emocionar, para hacer vibrar y contagiar entusiasmos y cuyos actos fueron resultado del trabajo, el orden y la disciplina. 
Un hombre limpio y honesto, que consagró su vida a servir con entrega y pasión, comprometido con el desarrollo y el progreso, que privilegió la industrialización y la obra pública de infraestructura. lo hizo como funcionario de la comisión nacional de irrigación y de la comisión nacional de caminos; como Tesorero, secretario General de Gobierno y Gobernador constitucional del estado; a nivel nacional, como senador de la república y secretario de Recursos Hidráulicos. 
Alfredo del Mazo Vélez compartió la amistad y los ideales con hombres de una generación que con visión, trabajo y empeño impulsaron el desarrollo y modernización, no sólo de nuestro estado sino también de nuestro país. con don Adolfo López Mateos y con don Isidro Fabela Alfaro compartió los anhelos de paz y justicia social, que permitiera brindar mayores oportunidades de desarrollo económico y social a mexiquenses y a mexicanos. Tres hombres que convirtieron el compromiso con su pueblo, en acciones que transformaron la realidad social. 
Con una gran comprensión de las necesidades ciudadanas y una clara visión de futuro, el exgobernador del Mazo Vélez, consumó notables adelantos en la entidad, tales como duplicar la asistencia a los centros escolares, la construcción de importantes vías de comunicación, la introducción de agua potable y energía eléctrica a un sinnúmero de ciudades; así como un gran impulso a la productividad agrícola e incontables obras de beneficio social. Durante su administración, se expidieron las leyes para la protección de la industria, la planificación y zonificación, la de carreteras, la que faculta a la mujer a votar y ser votada, la ley orgánica municipal y la ley de pensiones, que posteriormente daría lugar a la creación del ISSEMyM. 
Su preocupación por el buen gobierno se tradujo en una muestra de compromiso con el federalismo mediante el fortalecimiento a la administración del municipio, para ello creó la oficina de coordinación municipal e instituyó el premio al mérito municipal, estableció la obligación para que los ayuntamientos presenten su programa de trabajo y elevó los ingresos de éstos en más de 400%. 
Creyó en la educación pública y el fomento a la cultura como “la base fundamental de todo programa constructivo de gobierno”, en la industrialización y en el impulso de la infraestructura como los motores del desarrollo social. Estos fueron los fundamentos de su administración, su estrategia de modernización y su responsabilidad con el porvenir. 
Hoy, el compromiso del gobernador enrique peña es con la modernidad, el desarrollo y el progreso, que con visión de futuro se ha exigido por dar respuesta con obras y acciones concretas a una realidad compleja que nos exige ir un paso adelante, que nos convoca a construir consensos a través del diálogo, a llevar a las instituciones a cumplir con las demandas ciudadanas y a cogobernar con la sociedad. 
El gobierno en el Estado de México, es un gobierno que da prioridad a las decisiones estratégicas para colocar a la entidad a la vanguardia en materia de comunicaciones y transporte, de desarrollo económico, educación, finanzas sanas y transparencia en el ejercicio público. Un gobierno con memoria histórica que mira y construye hacia adelante. 
Un gobierno con conceptos claros y definidos que a poco más de tres años de su administración ha cumplido 323 compromisos de impulso a la infraestructura, la educación, la salud, el fomento al empleo, y de apoyo a los más necesitados. Hechos que contribuyen a mejorar el bienestar social. 
Las acciones de gobierno deben conducir a la disminución de la desigualdad, a una mejor distribución de la riqueza, pero sobre todo, al trato justo para el ejercicio pleno de las garantías y derechos fundamentales, solo así se da cumplimiento al mandato de la soberanía popular y se realiza el ideal de progreso. 
El progreso, debe conducir a crear las condiciones que permitan a los ciudadanos, a través de la educación, el trabajo y el esfuerzo, acceder a una mejor calidad de vida y niveles superiores de bienestar. 
Ahora más que nunca, el estado mexicano se encuentra ante la necesidad de dar cumplimiento cabal a su razón de ser, dotar de seguridad a los ciudadanos. No es ésta sólo una demanda legítima, sino condición necesaria y premisa fundamental para una sana convivencia, que permita a todos y cada uno de los mexicanos desarrollar sus potencialidades como ciudadano, padre de familia, madre trabajadora o joven estudiante. 
Vivimos momentos de grandes desafíos, en lo económico seremos testigos de un nuevo orden global, en el cual, el liderazgo será de aquellos estados que apuesten por nuevas estrategias para la generación de riqueza, que busquen en la innovación y la tecnología la forma de hacer más con menos, que se comprometan con la sustentabilidad y la competitividad, que enarbolen la bandera de la confianza, ya que a nivel mundial y en medio de la crisis que se vive, este es el valor que más se necesita. 
Es por ello que el gobernador Enrique Peña Nieto ha establecido la prioridad de trabajar día a día por el bienestar de las familias mexiquenses y así “todas la políticas, obras y acciones que se llevan a cabo tienen el único propósito de elevar la calidad de vida de los mexiquenses” y con esto “hacer frente a dos grandes desafíos: combatir la pobreza y la desigualdad, y mejorar la seguridad pública.” 
Como usted lo ha dicho, señor gobernador, los retos que plantea el nuevo orden político y económico “lejos de amedrentarnos, nos impulsa y nos obliga a redoblar esfuerzos, a entregarnos con pasión y emoción a nuestras responsabilidades en todos y cada uno de los ámbitos en que nos desenvolvemos, conjuntando voluntades y anteponiendo el interés general a los personales y salvaguardar los intereses del estado: su identidad, integridad y seguridad”. 
En el Estado de México existe voluntad política de construir acuerdos, de acercar diferencias, de anteponer los intereses colectivos. Los tres poderes del estado dan muestra de esa disposición y entienden las exigencias de los tiempos que vivimos. el poder judicial, el poder legislativo y el poder ejecutivo trabajan, con respeto recíproco, en construir una entidad más justa y más próspera. Por ello, los compromisos que se asumen se cumplen. 
En el Estado de México la palabra se honra, se usa para dialogar y convencer, se usa para concertar y comprometerse. En suma la palabra se ha convertido en promesa cumplida. 
Trabajamos juntos, construimos el futuro mejorando el presente, dialogamos nuestras diferencias, asumimos nuestra responsabilidad histórica con hechos, como decía don Alfredo: “necesitamos obras y no buenas razones, medidas prácticas de colaboración, actos tangibles de armonía para conseguir mayor progreso y bienestar”. 
Muchas gracias. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: